Situada en el Norte de la Provincia de Córdoba, en pleno corazón del Valle de Los Pedroches, en medio del más extenso y poblado bosque de encinas se encuentra JAMONES IBÉRICOS LUIS BLANCO E HIJOS.

   A partir de nuestras propias piaras de cerdos ibéricos, seleccionadas, identificadas, controladas, alimentadas y manejadas de manera óptima en nuestras propias fincas, y siguiendo la más pura tradición artesanal en todo el proceso de elaboración, obtenemos toda la amplia variedad de productos ibéricos de bellota con la utilización exclusiva de materias primas de la mejor calidad.

   Todo el proceso de curación atraviesa por una diaria y celosa vigilancia, realizada por expertos artesanos en la que es fundamental la influencia de la climatología propicia para esta actividad de la comarca de Los Pedroches.

   En virtud de la confianza y transparencia que los productos ibéricos que nuestra empresa ofrece al consumidor, nos sometemos a exhaustivos controles que certifican la calidad de nuestros productos y así asegurar que la información que ofrecemos es fiable y está contrastada por entidades externas.

   Nuestro jamón ibérico de bellota presenta al corte numerosas vetas de "grasilla entrevelada" entre su carne magra, con tonalidades que fluctúan entre el rojo púrpura y el rosa pálido, su tocino brillante y dorado revela el bajo punto de fusión de las grasas de las bellotas y se caracteriza por su forma estilizada, su caña fina, su pezuña negra y por el color rosáceo y brillante de la grasa.